Nueva Guardia

Nueva Guardia

La Nueva Guardia fue construida en 1918 para conmemorar la derrota sobre las tropas napoleónicas y celebrar la liberación de Berlín. Conoce uno de los mejores ejemplos del neoclacisismo alemán.

La Nueva Guardia (Neue Wache), un impresionante edificio neoclásico situado en la Avenida Unter den Linden, presenta en su fachada un pórtico formado por columnas dóricas que le aportan cierto aire de grandeza.

A lo largo de los años el edificio ha cumplido diferentes funciones conmemorativas: a partir de 1931 fue tomado como monumento en homenaje a las víctimas de la Primera Guerra Mundial; en 1960, fue el lugar de conmemoración de las víctimas del fascismo alemán y, hoy en día, es un lugar que pretende homenajear a todas las víctimas del mundo, ya sean de las guerras, del fascismo o cualquier otra injusticia.

En el interior

El gran edificio de la Nueva Guardia ha sufrido diversas remodelaciones en su interior, albergando durante diferentes épocas una llama eterna o los restos de un soldado desconocido.

A fecha de hoy, está habitado tan sólo por una conmovedora escultura de una mujer que sostiene en sus brazos el cuerpo sin vida de su hijo (Madre con hijo muerto de Käthe Kollwitz).

La escultura, que se encuentra situada bajo una gran abertura en el techo, expuesta a las inclemencias meteorológicas, soportando el frío y la lluvia, representa el sufrimiento del pueblo.

Un lugar especial

Además de que su privilegiada situación en la Avenida Unter den Linden hace que sea un lugar de paso obligado, la Nueva Guardia es uno de los lugares que merece la pena visitar.

La entrañable escultura de una madre que estrecha entre sus brazos a su hijo fallecido, resulta especialmente conmovedora en contraste con el grandioso edificio, que hace que aún parezca más solitaria.

Transporte

Metro: Französische Straße y Friedrichstraße, línea U6.
Autobús: línea 100.